Talento Catracho
Dejar un comentario

Harvard, un sueño hecho realidad para el hondureño David E. Natarén


Dedicación, esfuerzo y espíritu de superación, son algunas características del hondureño David Eduardo Natarén Oyuela, el quinto hondureño en merecer un cupo en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de Harvard en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos.

ckla0082

David Eduardo nació en Yoro, Honduras. Es Ingeniero Civil con una maestría en Administración de Empresas y algunos estudios sobre política económica que desarrolló en Costa Rica. Actualmente estudia un postgrado en Administración Pública en Estados Unidos. “Gracias a Dios fui aceptado y con la ayuda de muchas personas y organizaciones pude financiar el programa” nos dijo en nuestra entrevista, que a continuación les compartimos:

R5: ¿Cómo ha sido para usted llegar a Harvard? platíquenos su experiencia en este campus.

Muy bonita experiencia. Hay muchas nacionalidades representadas, solo estoy yo de Honduras. Trato de acudir a varios eventos que se hacen en la escuela y de introducir al país en las discusiones. Hay varios centros de investigación, entre ellos uno dedicado a estudios latinoamericanos, todos son parte de la formación adicional que recibe uno como estudiante. Traen expertos a hablar y nos permiten tener discusiones uno a uno con ellos. En este tiempo que he estado acá he conocido ex candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, tres directores de campaña de candidatos a la Presidencia, varios ex Ministros, activistas sociales, etcétera. Además, he tenido la oportunidad de ser parte de la red de estudiantes beneficiarios de la beca Fulbright que provee el Departamento de Estado de Estados Unidos.

R5: ¿Alguna vez soñó con estudiar en Massachusetts? ¿cómo fue su niñez?

Desde muy temprano he tenido el deseo de trabajar por mi país y nuestra gente. Yo quiero hacerlo desde el sector público, pero quiero asegurarme que pueda hacer el mejor trabajo posible para beneficiar a la mayor cantidad de hondureños. Para estudiar Administración Pública quería que fuera en un país desarrollado conocido por su eficiencia en el área. Después de escoger Estados Unidos, investigué sobre los programas en las universidades; la escuela donde estoy estudiando es una de las mejores opciones teniendo en cuenta ese criterio. Con relación a su segunda pregunta, tengo unos padres muy trabajadores. Cursé mis primeros tres años de primaria en Siguatepeque y en 1998 nos mudamos a San Pedro Sula, donde seguí mis estudios. Con un sacrificio extra de mis papás, hice el cambio a una escuela bilingüe. Creo que ese ha sido el cambio más trascendental que tuve en mi educación. Aprender a hablar inglés me ha abierto incontables puertas.

R5: Para ser seleccionado en la Escuela de Gobierno de Harvard, ¿le costó mucho? 

Como todo lo bueno, si costó un poco. Para ser aceptado en esta y otras universidades hay varios requisitos con los que hay que cumplir, tal vez los más determinantes son los exámenes estandarizados que hay que hacer. Cada una de las personas admitidas tienen un historia personal sobre lo que quiere hacer por su país. En otras palabras, tener un plan de carrera definido, saber que quiere hacer al salir del programa y cómo ese programa y no otro es el mejor para dichos planes. Creo que haber sido consistente en mi aplicación y que mi plan involucra servir a un país que tanto lo necesita, me ayudó con mi aplicación.

R5: ¿Qué le ha impactado del campus que no tenía la menor idea que existía?

Un programa para conversar con los profesores, la universidad le paga a los alumnos y al profesor un almuerzo para que vayan y hablen de temas que gusten. La posibilidad de matricular clases de otras universidades con las que tiene convenio la universidad. Si se suman las clases ofrecidas por mi escuela con las pre aprobadas que se ofrecen en otras facultades, son más de 2,000 clases que tengo como opción cada semestre. ¡Imagínese tener que reducir esas opciones a 4 o 5!. También me sorprendió el apoyo logístico y financiero bastante fuerte a las iniciativas de los estudiantes: viajes, conferencias, reuniones, etcétera. Aquí el estudiante tiene un rol activo contribuyendo a la oferta curricular y extracurricular de la escuela. Como 80 bibliotecas que tiene la universidad en total, lo hacen a uno asombrarse, particularmente porque es inevitable venir con una imagen formada desde nuestra región donde hay instituciones educativas con menos recursos.

R5: ¿Cuáles son sus planes al retornar a Honduras?

Quiero trabajar para ayudar a que jóvenes hondureños puedan tener las mismas oportunidades que yo he tenido. Estoy convencido que en el país hay capital humano con mucho potencial pero que por la limitación de recursos no es posible desarrollarlo. Ya estoy ayudando a hondureños que quieran aplicar a universidades en el exterior, por ahora solo con consejos y estrategias para sus aplicaciones. A largo plazo, me gustaría servir a la sociedad hondureña en el sector público solucionando los problemas que más la afectan.

R5: ¿Qué cosas ha aprendido y cuáles implementaría en Honduras?

Como clases, he aprendido sobre el papel del gobierno en la economía para velar por el bienestar de sus ciudadanos, las alianzas público-privadas, el rol de las más grandes instituciones internacionales y los Estados en la gobernanza global, el impacto que tienen algunas medidas del Gobierno en la cantidad de crímenes en las sociedades latinoamericanas. Me interesan bastante las que ayudan al desarrollo de capacidades del capital humano de los países, la promoción del emprendimiento y mejor administración de los recursos públicos.

R5: ¿Ha hecho amigos en Harvard? ¿qué le preguntan sobre nuestro país?

Si, he conocido gente de muchos lugares. Me he encontrado de todo, personas que nunca habían conocido a otro hondureño, otras que lamentablemente solo han escuchado noticias malas del país. Pero he tenido bastante apertura para hablar de Honduras y su realidad con los otros latinoamericanos y estadounidenses. Muchos de ellos han visitado el país, tienen amigos hondureños o incluso han trabajado en Honduras.

R5: ¿Cuándo culmina su maestría y dónde pasará fin de año?

La maestría termina en mayo del 2018, estoy terminando mi primer semestre. Aún no hemos decidido con mi esposa lo que haremos para fin de año pero es muy probable que vayamos a Honduras.

whatsapp-image-2016-12-08-at-17-07-39

R5: Para el año 2017 ¿cuáles son sus planes, académicamente hablando?

Quiero aprovechar para dar a conocer más Honduras en la universidad. Voy a trabajar para encontrar formas de conectar la escuela con el país. Ya tuve conversaciones con personas dentro de la universidad para empezar la planificación. Espero que esto resulte en beneficio para ambas partes, tanto para la universidad pero principalmente para Honduras. / R5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.