Talento Catracho
Dejar un comentario

Montpellier, Francia la nueva casa de la hondureña Nora Zelaya Mejía

Montpellier, una ciudad francesa fundada en el Siglo VIII, es el nuevo hogar de la hondureña Nora Zelaya Mejía, una compatriota originaria de Tegucigalpa que se está destacando en Francia desde hace tres años, luego de haber egresado de su maestría en Turismo y Desarrollo Sostenible Territorial en la Universidad local.

Nora conversó con Ruta5 y nos platicó que en Montpellier la calidad de vida es muy superior a la de los países de Latinoamérica, y además de ello: es una región cosmopolita, estudiantil y con una mentalidad más latina en comparación a otras regiones francesas que ha conocido (el Valle de la Loira -tierra agrícola, de viñedos y castillos- y, Alsacia -muy cerca de Alemania).

La hondureña está establecida junto a su pareja en el sur de Francia, y sus próximos proyectos giran alrededor de un nuevo empleo en la oficina de Turismo de Uzés, a una hora de Montpellier, que le permitará desempeñarse en su profesión: el turismo. Antes de ello, Nora estuvo en Estrasburgo, Alsacia, en la Cooperativa de Turismo AJA, donde asegura que trabajar para ello le sirvió de mucho pues adquirió conocimientos insuperables y competitivos que la hacen estar ahora en otro puesto de relevancia en Francia.

Pero la primera vez que Nora salió de Honduras fue en el 2009; durante un año se fue a realizar su práctica profesional en Administración de Empresas Turísticas en los parques Walt Disney World de Orlando, Florida (EEUU). Y 12 meses después cruzó el Atlántico con el programa de intercambio y voluntariado internacional de ICYE Honduras para vivir un año en Blois, Francia, donde trabajó para un hostal y una residencia para jóvenes en inserción profesional.

“Es una experiencia enriquecedora e inolvidable que me permitió vivir y aprender de otras culturas y conocer personas de muchos países y horizontes diferentes. Viajé a 12 países, conociendo la realidad europea más allá de los estereotipos e ideales que nos creamos en nuestros países. Al final del año logré perfeccionar mi francés, lo que me permitió poder regresar para estudiar mi maestría en Francia” explicó.

Hasta ahora, Nora confiesa que ha logrado más de lo que soñó, y aunque extraña a su familia, es una experiencia que no cambiaría por nada. “Es muy interesante, pues en los tres años que llevo aquí me voy dando cuenta de cómo he adoptado ciertos elementos culturales…en un país tan grande como Francia, cada región tiene su particularidad: diferentes acentos, especialidades gastronómicas, mentalidades…”.

Nora ahora vive sin miedo cotidiano, se desplaza en bicicleta o en tren y disfruta de las pequeñas cosas que pueden sucederle a diario en Montpellier y Nimes (donde seguramente se mudará pronto), dando todo lo mejor de sí y destacando lo bueno de Honduras, su cultura e idiosincracia. Cada día es un desafío para lograr sus sueños en el extranjero. / R5

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s