Talento Catracho
Comment 1

Allan Vindel, un brillante hondureño que revoluciona la tecnología en Miami, Florida

De niño jugaba con consolas, como arreglista de música, experimentando con aplicaciones móviles. Hoy en día Allan Vindel es un talentoso hondureño en Miami, Florida (Estados Unidos) que está cada vez más cerca de dar su salto a la fama en este ámbito.

Allan estudia su último año de Informática en el Miami Dade College, es un estudiante impecable a quien sus padres lo consideran un hijo “prodigio”. ¿Las razones? Porque desde pequeño le apasionó la tecnología y todo lo que tuviera que ver con ella: desarrollar aplicaciones nuevas para teléfonos inteligentes, mezclar música hasta transformarla en nuevas versiones como su más reciente material que ya puede ser escuchado en spotify y muchas otras cosas a las que el joven se dedica y destaca en un nivel exhuberante.

Allan llegó a la Florida junto a sus padres y hermano, en Diciembre del año 2010; tiene casi una década viviendo en el país del norte. “Me gusta mucho la diversidad. Que conviva tanta gente con tantas historias y pasados diferentes es verdaderamente inspirador” dijo.

Hasta ahora su meta es graduarse del College, pero su reto más grande es desarrollar y posicionar en Estados Unidos su marca VINDEL. “Quiero usar todos los medios posibles para crear mundos que puedan influir a la gente de una manera positiva” puntualizó.

Sus canales más activos son Spotify, Redbubble para sus proyectos de ropa, y Twitter (@AllanVindel). En entrevista con Ruta5 platicó que sus habilidades las practicó desde niño: “fue porque entré temprano a la escuela, así que debido a ello y al hecho que no jugaba mucho con otras personas de niño, iba un poco adelantado. Había mucho tiempo para aprender cosas” detalló.

Hasta ahora aduce que su “fórmula” para sobresalir y distinguirse de los demás ha sido estar en un proceso constante de aprendizaje. “Para hacer cualquier cosa de calidad, es necesario hacer las cosas con ganas y no ser una copia de lo que ya existe” señala. Experimentar, explorar, aprender y cometer errores son los ladrillos que construyen cosas nuevas refiere este Orgullo Catracho, quien con sólo 22 años está revolucionando su entorno.

“En muchas ocasiones me prometí a mí mismo dedicar todo mi esfuerzo a ello, así que creo que esto hubiera ocurrido tarde o temprano”.

Allan extraña de Honduras y su natal Tegucigalpa “su gente” y las baleadas, aunque nos dice despreocupado que en Miami son fáciles de encontrar pues donde quiera hay un sitio que las venden. Agradece a sus padres Allan y Gladys el apoyo que hasta ahora como familia le han brindado y el haberle traído a la Unión Americana para desenvolverse en lo que más le gusta; “es muy difícil para cualquier joven hacer cualquier cosa sin el apoyo de los padres…tengo la suerte de contar con los míos” finalizó. / R5 

1 comentario

  1. Denia Salgado says

    Excelente…!!! Dios abra muchas mas puertas de bendición…que se qye con tu actitud seguro la hara…tFelicidades!!! ALLAN VINDEL.!!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s