Sampedrana realiza investigación científica en el hospital ‘Texas Heart Institute’

Luego de su formación post-doctoral en el área de medicina regenerativa, Lourdes Chacon Alberty  fue seleccionada para formar parte del equipo de trabajo en el Texas Heart Institute de la ciudad de Houston en Estados Unidos.

Siempre quise trabajar en algo relacionado a mejorar la salud de las personas, no me imagino haciendo algo diferente; es algo que me apasiona, me llena de mucha esperanza y me motiva cada día» dijo en entrevista con Ruta5 Lourdes Chacón Alberty, una sampedrana que vivió gran parte de su infancia en Santa Bárbara, hizo estudios de medicina en la Universidad Catolica de Honduras y posteriormente un máster en el manejo traslacional clínico de la Universidad de St. Thomas en la ciudad espacial (Houston).

Lourdes fue estudiante sobresaliente de su generación en la Universidad de St. Tomas. En la foto con su reconocimiento.

Antes de llegar al Instituto del Corazón en Houston, Lourdes se había especializado en descubrir científicamente padecimientos clínicos y en entender conceptos económicos, financieros y legales necesarios para la aplicación de nuevas tecnologías, en productos farmacéuticos, dispositivos médicos y terapias biológicas que son aprobadas por las agencias de regulación como FDA en Estados Unidos, EMA en Europa, CONACYT en México, entre otros.

Hoy en día esta talentosa catracha realiza una gran labor con su trabajo actual y lleva esperanza a cientos de pacientes que sufren padecimientos cardíacos, a través de su investigación científica. Una pasión que asegura surgió cuando aprendió a trabajar con células madre, ensayos clínicos, ingeniería de tejidos y biomarcadores; al mismo tiempo, Lourdes colabora -desde hace un año- con la Fundación Pequeños Guerreros en San Pedro Sula, en programas de apoyo para la salud de los niños con cáncer.

lourdeschacon2

Durante nuestra entrevista, Chacón Alberty recordó que cuando concluyó sus estudios de Medicina en Honduras, sus primeros trabajos en Estados Unidos fueron sin paga alguna. «Eran trabajos voluntarios para entender mejor ésta área» señaló; sin imaginar que meses más tarde se le abrirían las puertas laborales definitivas para trabajar en lo que siempre soñó.

«He logrado algunos de mis sueños, cosas que creí que no iba a lograr y más que eso he aprendido que con trabajo duro y disciplina todo es posible. Pero realmente me quedan muchas cosas por cumplir, creo que nunca debemos de dejar de soñar» finalizó.

®Todos los Derechos Reservados.Prohibida la Reproducción Total o Parcial.R5. 

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: