Anuncios
Press "Enter" to skip to content

Cómo mejorar la nutrición de tu familia

Por: Melissa Wellness | Nutrition Certified Health & Wellness Coach

Usualmente, cuando decidimos implementar cambios en nuestras vidas, especialmente los concernientes a nuestra alimentación, se nos hacen cuesta arriba debido a que nuestra familia no siempre está en la misma página o simplemente no sabemos como involucrarlos.

Si eres padre o madre, quiero decirte que tú tienes el PODER. ¿Cómo así? Bueno, tú eres quien decide el menú de tu casa, quien hace las compras en el supermercado, quien cocina los alimentos (o supervisa a quien los cocina). Así que está en tus manos decidir si tu familia se alimentará sanamente o no.

Te dejo aquí unos consejos básicos para comenzar a alimentar a tu familia saludablemente:

  1. Escoge comidas enteras y mínimamente procesadas. Evita las comidas procesadas mercadeadas para niños. Aliéntalos a comer frutas enteras, vegetales, granos enteros, legumbres, proteínas animales (pollo, pescado, carne magras de res y cerdo). Evita los cereales de desayuno, yogurt con azúcares añadidos, galletas, postres, alimentos con colorantes artificiales y jugos de fruta).
  2. Incorpora vegetales y frutas a tu dieta diaria y la de tus hijos. Además de contener vitaminas y minerales necesarios para tu cuerpo, contienen fibra necesaria para la digestión.
  3. Suplementa con vitaminas y minerales sólo cuando sea necesario, pero trata de obtener los nutrientes necesarios de comidas enteras primeramente. Los alimentos naturales ya contienen la dosis perfecta de vitaminas y minerales necesarios para el cuerpo. La forma más fácil de obtener estas vitaminas y minerales es tratando de comer un «arcoiris de colores». Entre más colorido tu plato de vegetales, muchos más nutrientes estarás obteniendo.
  4. Ayuda a tus hijos a regular su apetito con señales de hambre, con comidas enteras y alimentación consciente. Alienta a tus hijos a comer primariamente comidas enteras, involúcrales en la planificación del menú de la semana, en las idas al supermercado y hasta en la cocina. Dales la ilusión de la elección: ¿prefieres que cocinemos brócoli o coliflor el día de hoy? Y, tome su tiempo comiendo, no presiones para terminar los alimentos. Un tiempo de comida debe durar aproximadamente 20 minutos como mínimo, para poder disfrutar de cada sabor y textura. Evita utilizar los alimentos como premio o soborno: «Si no te comes toda la comida, no hay postre.» «Si te comes toda la comida te doy un helado.» No utilices reglas estrictas sobre comidas «buenas» o comidas «malas».
  5. Adopta hábitos sanos tu mismo, para que los niños tengan un modelo a seguir en su comportamiento. Toma la batuta. Tú eres el padre o madre. Los hijos ponen más atención a lo que los padres HACEN que lo que DICEN. Aprende más sobre nuestros programas para aprender a comer saludable.

¡A tu salud!

Blog: www.melissawellness.blog

Instagram: @melissafortin.wellness

Facebook: @melissa_wellness

Anuncios

Be First to Comment

Mission News Theme by Compete Themes.
error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: