Visit page
Press "Enter" to skip to content

Ejercicio y Alimentación Pre y Post Parto

Recibo muchas preguntas en cuanto a alimentación y ejercicio durante el embarazo y después del parto, así que aquí te comparto información importante si estás en alguna de estas etapas o apoyas a alguien que lo está.

ALIMENTACIÓN:

Si hay algo importante para tu cuerpo es la gasolina que le das. Y ahora, en estas dos etapas es aún más importante pues no solo alimentas el tuyo sino el de un ser que depende de ti. 

Este no es el momento de hacer dietas restrictivas ni de privarte de nutrición necesaria para el desarrollo de tu bebé. 

Procura que tu alimentación se balanceada, variada y con fuentes enteras y mínimamente procesadas de proteína, carbohidratos, vegetales y grasas saludables.

Consulta con tu médico el uso de suplementos vitamínicos y/o cualquier otro suplemento que pueda afectar a tu bebé o tu lactancia. 

EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO:

Mantener tu cuerpo en movimiento es importante. Moverlo durante y después del embarazo es igualmente importante pero puede ser un reto que requiere de más cuidado. Tampoco es el momento de comenzar una nueva rutina de ejercicios si antes no la habías hecho.

Si escuchas a tu cuerpo puedes saber cuándo es necesario tener precaución y cuando parar.  Recuerda que debes obtener carta libre de tu médico para ejercitarte, asegúrate de disfrutar la rutina que haces, y evita movimientos que puedan dañarte a ti o a tu bebé. 

Algunas señales y síntomas que te indican cuándo parar son:

  • Fugas de orina, heces o líquido amniótico 
  • Sensación de pesadez o protuberancias en el perineo o área vaginal
  • Cualquier tipo de dolor significante
  • Náusea, fatiga, mareos

EJERCICIO POST-PARTO:

Es importante que revises con tu médico si ya estás libre para hacer ejercicio, ya sea parto vaginal o cesárea. 

post parto

Pero, te hago más hincapié en que consultes con fisioterapeuta de suelo pélvico ANTES de reanudar cualquier tipo de ejercicio. 

Durante el embarazo, los músculos del suelo pélvico y del corset abdominal se debilitan pues cargan mucho peso al que no están acostumbrados y tu abdomen se expande para acomodar un bebé. 

La naturaleza hace un buen trabajo en volver a poner todo en su lugar, pero muchas veces puedes terminar con diástasis abdominal que es posible corregirla con la ayuda de un especialista. 

Si sufres de: 

  • Incontinencia urinaria
  • Separación abdominal de más de 1” (pansita protuberante)
  • Dolor en la zona de la ingle
  • Flatulencia excesiva
  • Fugas de orina al reir, toser o estornudar
  • Fugas de heces

Es probable que tengas que reparar tu suelo pélvico. Y, eso aplica aunque tengas 20+ años post-parto.

Busca la ayuda de un fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, hoy en día hay muchos en telemedicina. 

Y, habla con tu entrenador o profesional de la salud para comunicarle cualquiera de estos síntomas antes de reanudar tu ejercicio. Si no te entiende, pídele que se ilustre en el tema o busca otro que si pueda ayudarte. No hagas nada en lo que no te sientas cómoda.

Tenle paciencia a tu cuerpo, ha pasado por muchos cambios drásticos y es tan inteligente que se toma su tiempo poniendo todo en su lugar. Cada persona es distinta y cada embarazo es distinto. Evita compararte con la amiga o la prima. Recuerda que tú eres especial, eres perfecta y eres la mejor madre para esos seres que cargaste por 9 meses. 

Con mucho cariño,

Melissa Fortin

Coach de Nutrición, Pn1

Www.Melissa-wellness.com

Be First to Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021 Blog Ruta5 | ruta5@rutacincohn.com | Todos los Derechos Reservados.
A %d blogueros les gusta esto: