Visit page
Press "Enter" to skip to content

¿Estudiar en el Extranjero? ¡Comenzá hoy!

Después de vivir aproximadamente 10 años en el extranjero, varias personas se han comunicado conmigo para recibir un poco de orientación sobre cómo hacer para estudiar en el extranjero.

Actualmente me encuentro viviendo en Taiwán y estoy a unos meses de terminar mi maestría en Administración de Empresas. Vine con una beca la cual cubre mis gastos de la universidad y me permite enfocarme en mis estudios. Estar aquí me ha enseñado mucho y me ha abierto muchas puertas. Además de recibir una excelente educación, vivir en el extranjero me ha permitido ser más independiente, aprender a administrar mejor mi dinero y a aprovechar más el tiempo. Esas son nada más algunas de las ventajas, pero también está lo lindo que es conocer a gente de otros países -con una cultura diferente a la nuestra- y las oportunidades de viajar.

Y a vos que me estás leyendo y quisieras estar fuera de tu país, te lo digo: ¡comenzá hoy!

Irte al extranjero no es algo que sucede de la noche a la mañana, e irte por motivos de estudios -y con beca- no es la excepción. Debés buscar becas el año anterior al que deseas irte, puesto que preparar los documentos necesarios puede tomar tiempo, además que tenés que asegurarte de entregarlos antes de la fecha límite.

Sácale provecho al internet. Si no tenés idea, podés comenzar buscando becas:

  • De parte de tu gobierno
  • De parte del gobierno del país en el que te interesaría estudiar
  • De parte de la universidad en la que te interesaría estudiar

Cuando encontrés la beca que te interesa (en el país y programa de tu preferencia), leé detenidamente los requisitos. Desde aquí ya podés darte cuenta si esa beca puede llegar a ser tuya o no. Entre los requisitos más comunes están tener cierto promedio de calificaciones de tu nivel educativo más alto y el dominio de un idioma en específico.

Recordá que así como vos, hay miles de personas queriendo ganarse esa misma beca. Esto significa que debés tomarte tu tiempo para llenar la aplicación de la manera adecuada. Si te piden un ensayo (o más de uno), asegurate no solamente de redactar bien, sino de escribir algo que te haga sobresalir de las demás aplicaciones. Podés buscar ejemplos en internet. ¡Hay muchísimos! Tu hoja de vida también es una buena oportunidad para hacerte destacar e incrementar la probabilidad de ser elegido como beneficiario. No subestimés la importancia de tu hoja de vida.

Para no hacerte el cuento tan largo, también quiero decirte que si aplicás a una beca y no te la ganas, no debés desanimarte. Podés aplicar a esa misma beca el año siguiente, y mi consejo sería que te aseguraras de dedicar ese año a mejorar tu hoja de vida y/o a aprender cosas nuevas. ¡Nunca está de más seguir aprendiendo!

Espero que al terminar de leerme, vayás directo a buscar becas. Toma tiempo, dedicación, pero vale la pena. Si el tiempo te lo permite, hasta podés aplicar a más de una a la vez. ¡Ánimos! Si tenés alguna pregunta, avisame y con gusto te puedo ayudar.

Mariel A. Ulloa 
Másters en Administración de Empresas
Hondureña en Taiwán

Be First to Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2021 Blog Ruta5 | ruta5@rutacincohn.com | Todos los Derechos Reservados.
A %d blogueros les gusta esto: