¿Ejercicio o Dieta? ¿qué debemos priorizar para vivir mejor?

Sólo el hecho de escuchar la palabra dieta ya es estresante para muchos y parece que sentimos más hambre de lo normal.

Igualmente ocurre cuando pensamos realizar ejercicio físico, parece que ya estamos cansados desde antes de iniciar e inventamos mil excusas para prorrogar ese falso sufrimiento. 

Es interesante definir y diferenciar Dieta (régimen alimenticio sistemáticamente adecuado e individualizado para mejorar la condición de salud de un individuo, normalmente orientado por una persona calificada en esa área; o por restricciones culturales y religiosas) y Alimentación Saludable (es el contínuo hábito de alimentarse atendiendo todas las exigencias que nuestro cuerpo demanda para mantener de forma armónica nuestro bienestar físico, Mental y Social). 

Es importante identificar cuál es nuestro objetivo principal: adelgazar más rápido o mantener un estilo de vida saludable. Recordemos que adelgazar es un proceso donde la pérdida de peso se debe en su mayoría a la disminución del porcentaje de grasa corporal y no a la pérdida de masa muscular y es muy diferente a la definición de bajar de peso que es simplemente la disminución de los números de la balanza a expensas ya sea de líquido como en la deshidratación, masa muscular como en la desnutrición restrictiva o por procesos metabólicos patológicos. 

Si comparamos la dieta y el ejercicio con el objetivo de adelgazar, podemos concluir según diferentes estudios que: “Es mas fácil perder peso por medio de la alimentación” ya que restringir calorías es más fácil que quemarla. Por ejemplo: si eliminamos aproximadamente 500 calorias en nuestra dieta diaria no pasaremos hambre, en cambio si queremos eliminar 500 calorías con ejercicio, debemos tener una rutina diaria de una hora de ejercicios principalmente aeróbicos, como correr o hacer bicicleta, es importante resaltar que el tiempo para quemar calorías realizando ejercicio físico depende de múltiples factores individuales, pues una persona con buen condicionamiento físico puede quemar de 700-1000 calorías en una hora de ejercicio y una persona con sobrepeso u obesa puede llegar hasta 450 sin lesionarse. 

Como Priorizar 

Primero debemos tener conciencia de nuestra individualidad comportamental, herencia genética, velocidad metabólica y motivación; esto nos orienta de manera más objetiva a tomar una decisión de cómo abordar nuestro plan para adelgazar o mantener un estilo de vida saludable, pues en ambos se busca mantener un balance calórico adecuado, en pocas palabras cuantas calorías gastamos en relación a lo que ingerimos; para priorizar, si restringir calorías o quemarlas, es importante definir si la persona ya realiza actividad física porque nuestro foco de reducción de caloría será utilizando ese elemento, o si la persona es sedentaria y con sobrepeso nuestro foco será en la alimentación. 

Un estudio publicado por la British Journal of Sports Medicine muestra que la calidad de los alimentos consumidos cambió mucho en los últimos años con la llegada de los industrializados y como consecuencia se observó que ellos llevan mucho más a sobrepeso y obesidad en comparación al sedentarismo. 

Una de las grandes ventajas de realizar ejercicio es que acelera tu metabolismo y la quema de calorías aumenta aun estando en reposo, así como mejora tus niveles de colesterol, triglicéridos, glicemia, presión arterial, metabolismo hormonal entre otros; renovando significativamente tu salud mental, movilidad y consecuentemente adelgazando de forma saludable. 

Radicalizar el ejercicio o la dieta no es recomendable; y si unir las dos para que los esfuerzos sean compartidos y los beneficios sean en doble, consiguiendo adaptarnos por más tiempo y con menos dificultad; en pocas palabras aprendamos a gerenciar nuestro peso sin hacer cambios tan bruscos que nos incomoden en nuestra rutina diaria.

De esta forma podemos realizar ejercicios diarios que quemen menos calorías y necesiten de menos esfuerzo (250-300 calorías), sumado a una restricción alimentar más leve y adecuada (disminuir 300 calorías en la dieta), y así obtendremos resultados positivos sin estresarnos por hambre o dolor por fatiga muscular excesiva.

Analizando todo el contexto podemos concluir que “una alimentación equilibrada tiene mayor peso para adelgazar, pero es más acelerada si la acompañamos de ejercicio físico”. Priorizar depende de tu intuición, motivación y deseo de mantener un estilo de vida saludable. 

Dr. Luis Edgardo Valenzuela

Traumatology and Orthopedics

PUC- Rio de Janeiro Sports Medicine

Real Madrid Foundation

Director de Mkt Network RH 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Entrada siguiente

La E3 2021, otro clavo en el ataúd del evento de videojuegos

Vie Ago 6 , 2021
Tras tantos años, la E3 ve momentos oscuros y quizás de sus últimas ediciones. 
error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: