¿Qué debemos cambiar para volvernos competitivos?

4 min de lectura

Esta célebre pregunta surgió en mi mente, de la temática de generar ingresos adicionales para ComunicArte, nuestra Empresa Familiar.

Con nuevos ingresos, pretendíamos cumplir con todas las obligaciones que conlleva competir en un mercado tan difícil de manejar, por la complejidad de debates que sobre comunicación y formación se cierne sobre el suelo hondureño.

Así inicio el laberinto de propuestas sistemáticas algunas y otras como simples esquemas que se formaban en mi cabeza y la de mis hijos, no siempre llegando a buenos términos, producto, algunas veces, de las escalas generacionales y otras tantas, al desconocimiento de mi parte de algunas tendencias que me parecían fuera de toda comprensión profesional.

La enorme batalla de la mente 

“Destruyendo especulaciones y todo razonamiento altivo que se levanta contra el conocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento en cautiverio a la obediencia de Cristo” 2 Corintios 10:5

Palabra clave: Obediencia.

Los conceptos globales de la información están requiriendo una, cada vez más uniforme estrategia de comunicación libertada de antiguos esquemas en donde fui formada y que en su momento, dieron los más óptimos resultados profesionales. 

Mi mente no aceptaba que ya no podría presencialmente impartir mis Conferencias y Capacitaciones e invertir en tecnología, sabiendo que ya no podría tener el contacto de la corporalidad, era para mí un claro y evidente desgaste personal, profesional y empresarial.

Obedecer a mandatos, bajo los cuales no creía, fue el reto más revelador de mi composición personal.

Ante los nuevos retos, nuevos códigos conductuales 

No sé a ciencia cierta cuando comencé a procesar mentalmente, que debía trascender mis quiebres limitantes.

Resáltense, entre estos quiebres mi capricho por continuar de la misma manera y haciendo de la misma forma todo aquello que ya no era posible hacer.

Tuve que aplicarme un auto coaching, si puede llamarse de esta manera, al “lavado de cerebro” que requería la innovación y el despliegue de creatividad para poder llegar a mi propia transformación porque sobrevivir no era sólo el reto.

De lo contrario y de seguir con mis antiguos esquemas limitantes de pensamiento no habría logrado lo que actualmente,  como CEO de ComunicArte, hemos logrado, ya que hoy por hoy, nuestra Empresa Familiar es catalogada en el mundo,  por entes de liderazgo empresarial como la  Red Iberoamericana de Relaciones Públicas (REDIRP ), el Instituto Latinoamericano de Comunicación Estratégica (ILCE)  y la Asociación Mexicana de Speakers y Agentes Capacitadores (AMSAC), como una de las más destacadas en áreas de Relaciones Públicas, Capacitaciones , Posicionamiento Empresarial y Manejo de Crisis. 

Si no llego a reconocer mis creencias limitantes, ante las nuevas exigencias del entorno mundial, hubiese sido imposible hacerle frente a las exigencias del mercado, cada vez más competitivo, de las Comunicaciones que dejan huella.

Es por ello, que hoy te invito a renovar tus pensamientos, a darle vigor a tu creatividad y a sentir el reto empresarial como uno de las mejores oportunidades que Dios está dándote, porque sin mucha técnica científica, pero con testimonio válido de vida, he podido darte el mayor insumo, en este artículo, que te llevará a responder:

¿Qué debemos cambiar para volvernos competitivos?

Redes Sociales:

Instagram:

@comunicartehn

@patriciaariashn 

Facebook: ComunicArte

Linkedin: ComunicArteHn

Patricia Arias

Licenciada en Periodismo, graduada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), posee 32 años de experiencia en el área de Estrategia de Comunicaciones, Manejo de Crisis Organizacional, Asesoría e Imagen Empresarial, Relaciones Públicas y Capacitaciones. Autora de 4 libros. Vive en Honduras.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo último

error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: