Mientras no está listo el betún: El pastel está incompleto

Este título tan sugestivo para mí, me lleva a comparar la estrategia que se aplica en la Comunicación Eficaz, tal cual lo desarrollo en mi tercer libro: “Comunicación Eficaz: La verdadera Estrategia de las Relaciones Públicas”, con la nueva versión del Marketing 2.0 cuyo fin es satisfacer al cliente pudiendo establecer un diálogo, entre marca y clientes de acuerdo a las nuevas tecnologías. 

Este título, fue captado desde mi mente fotográfica de escritora, del mensaje que en una reunión sostuvimos con el Lic. Luis Guzmán Gerente de Mercadeo y SAC Ultramotor – Motomundo, quien aseguró parafraseando, que en definitiva, “Si los actores no contamos con el universo de la información entonces será imposible que podamos crear la estrategia tanto, de venta, como comunicacional en las áreas que se requiera.”

Como Comunicadora, como CEO de ComunicArte y como escritora, estoy consciente que los tecnicismos sin contenido provocan desconexión de los mensajes claves que queremos posicionar en la opinión pública o en los públicos afines a nuestra marca, por lo que yo abogo por una comunicación que genere confianza.

Imprime tu hilo conductual

Te recomiendo que para cualquier estrategia que desarrolles te tomes un tiempo para imprimir tu ADN particular, lo cual tiene que ver mucho con lo que piensas, conoces, estudias, pero también con la experiencia que te lleva a involucrar diferentes actores y aunque ellos no estén al 100 por ciento de acuerdo con tus manifestaciones, lo que he aprendido en estos últimos años es que esto no será esto un impedimento para lograr un producto elaborado, con matices diferentes, pero cohesionados por las opiniones diversas enmarcadas bajo la misma visión.

Hace algún tiempo un cliente que había sido muy manejado por la opinión pública como un producto desfazado tanto en su idiosincrasia, como en el servicio que ofrecía, me solicitó que le hiciese una estrategia que lo llevara al mismo posicionamiento con el que había iniciado. 

Nunca estuvimos de acuerdo con el principio que lo llevó a tal situación, porque siempre abogaré por la verdad como elemento inherente a cualquier estrategia implementada, pero si estuvimos de acuerdo en que crear una nueva versión sobre cualquier campaña mediática, iba a requerir posicionarse con el storytelling (arte de contar una historia) como la mejor ancla que pudiese llevar a las audiencias a la visión de la Empresa en mención y así conectarlos a sus valores y principios.

Es la confianza la que generalmente vende 

Podría relacionar esta confianza con elementos como reputación, capacidad de respuesta, Responsabilidad Social Empresarial, apego a la comunidad, estímulos promocionales, relacionamiento mediático y todo esto podrá marcar lealtad para con la marca, servicio o producto, pero si no existe un contenido que ligue la estrategia con el objetivo, será entonces cuando podremos reafirmar que:

Mientras no está listo el betún:

El pastel está incompleto.

 

¡Nos leemos en la próxima!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!