Cómo cortar tu relación con la balanza

5 mins

“Querida balanza,

Finalmente he aprendido que el problema aquí nunca he sido yo. El problema siempre has sido tú.

Nunca te decides. Un día me dices que valgo mucho, otros días me dices que mi cuerpo no es suficiente y que tengo que cambiarlo.

Ya me cansé de tu sube y baja. Yo necesito estabilidad y aceptación en mi vida. Y contigo, jamás la voy a conseguir. 

Así que, este es un adiós y hasta nunca. 

Es más, vete, olvida mi nombre, mi cara, mi casa y pega la vuelta.

Atentamente,

Una mujer que aprendió a amarse”

Si quieres aprender a escribir una carta así, sigue leyendo:

Hemos condicionado nuestra mente en relación a la balanza. Nos hemos convencido por generaciones, que la balanza nos dice si estamos ganando en el fitness o perdiendo, si valemos algo y le hemos permitido contar nuestra historia. 

El condicionamiento mental es poderoso, y somos influenciadas por lo que vemos, lo que escuchamos y a quién seguimos. La única forma de debilitar estas conexiones neuronales, esos patrones de pensamiento que hemos creado es escogiendo escuchar, ver y seguir a mejores influencias, mejor información. Espero que este artículo te ayude a condicionar mejor tu mente.

¿Qué es lo que tiene la balanza que importa tanto?

Algunas respuestas frecuentes son:

“Es inmediato. Puedo ver que el trabajo que estoy haciendo me está dando resultados inmediatos.”

«Es evidencia de resultados concretos.”

Analicemos esto…”resultados concretos”. Yo puedo ir al baño a hacer del #2 y puedo bajar de peso. También me puedo tomar 3 litros de agua y subir de peso. Puedo retener agua o sodio y también ver subir la balanza. También puedo ver mi peso subir cuando estoy ovulando o cuando estoy con mi período.

¿Sabías que los atletas que compiten en fitness, bikini, etc. reducen su consumo de agua a propósito porque les produce un efecto de mayor definición en el cuerpo?

Entonces, si dices que la balanza se mueve 1-2 libras abajo o arriba y eso es un resultado concreto…ya puedes ver que NO es cierto. 

Una libra REAL de pérdida de peso equivale a ~3,000 calorías. Así que si pesas más en la noche que en la mañana, no creo que hayas comido 3,000 calorías ese día. 

Entonces, ¿es un resultado concreto o es tu mente jugando sucio?

Ahora analicemos “es inmediato.” Esto es buscar gratificación instantánea … .y usualmente estos resultados inmediatos no funcionan a la larga. Claro, si bajas 1 libra de peso te sientes bien inmediatamente, pero, ¿qué pasa si subes una libra de peso? De inmediato te sientes frustrada, bajoneada y dejas de ver todo lo que has trabajado por llegar adonde estás, que seguramente, estás trabajando muy duro. 

Si realmente quieres ser fit el resto de tu vida, nada que sea inmediato va a ser concreto. 

No puedes garantizar que esa libra perdida era de grasa (la mayoría de veces no lo es.)

“El peso está relacionado a X talla de ropa.”

A ver te explico porqué esta tampoco funciona. El músculo es más compacto que la grasa. Un kilo de músculo pesa lo mismo que un kilo de grasa. La grasa tiene más volumen. Las fibras musculares tienen mayor densidad. Un kilo de músculo utiliza menos espacio que un kilo de grasa. Entonces aunque baje el número en la balanza no necesariamente vas a usar una talla menor de ropa.

De hecho, muchos atletas de Crossfit, que tienen bastante masa muscular, no son talla 0 ni talla 4, muchas veces son talla 6. Otras atletas, aumentan de peso porque aumentan masa muscular pero bajan en talla de ropa porque experimentan una recomposición corporal. 

Además, las tallas de ropa siempre andan perdidas en el espacio. Algunas marcas tienen tallas Small que parecen Large, otras Large que parecen XSmall. 

¿Sabes cuál es la solución? Escoge ropa que te quede bien y te haga sentir bien, y cortale la etiqueta para que dejes de enfocarte en el tamaño. 

“IMC = índice de masa corporal”

El problema con el IMC es que es una fórmula matemática que solo toma en cuenta tu estatura y tu peso. Y con eso te dan un número para decirte si estás normal, en sobrepeso u obeso.

El problema con esta fórmula es que no toma en cuenta la cantidad de masa muscular que tienes en tu peso. Si nos vamos con esta fórmula, entonces “The Rock” Dwayne Johnson estaría obeso en la báscula del IMC….eh, no lo sé Rick, esto es muy falso.

Muchas mujeres que son naturalmente fuertes, saludables, con poco % de grasa y bastante masa muscular las colocan en la categoría de sobrepeso…pero, ¿cómo pueden estar en sobrepeso si son atletas? ¿Cierto?

Esta fórmula no te define, (y me atrevo a decir que no está correcta). 

Es mucho más importante que tengas MÁS masa muscular y MENOS grasa corporal sin importar cuál es tu IMC. Entre más grasa corporal tengas, más riesgo tienes de muchas enfermedades.

¿Te han dicho en el médico o en tu compañía de seguros que estás en sobrepeso pero tú sabes que no lo estás? El IMC es el problema. No tú.

En todas las profesiones hay buenos profesionales y malos, en la medicina, en el fitness, etc. Hoy en día hay muchos doctores que se han actualizado e incluído el fitness y la nutrición en su educación, pero también hay muchos que se han apegado a medidas arcaicas que realmente no funcionan para todas las personas.

Coloca TUS límites

Tienes que comenzar a decirle a tu mente: esto no es real.

Si tú sabes que estás haciendo ejercicio, estás siguiendo hábitos saludables, te sientes bien físicamente y estás llevando un proceso…pero la balanza te grita lo contrario, ¡la balanza está equivocada! No estoy diciendo que el número en la balanza está malo, sino que ese número no indica tus resultados reales.

Tienes que colocar un límite en tu mente y decirte: estoy haciendo lo mejor que puedo. 

Claro, se trata también de ser honesta contigo misma y saber cuándo tuviste una semana buena donde nutrir tu cuerpo y lo moviste, y cuándo tuviste una no tan buena semana, donde saboteaste tus hábitos y tal vez no te moviste mucho. Y, no necesitas una balanza para decirte esto…tú ya lo sabes, tú ya vives esa vida. 

Y, ¿sabes qué? Puedes cambiar eso…tú misma puedes decir, “ok, no tuve una tan buena semana, pero hoy voy a nutrir mi cuerpo, hoy voy a moverme.” La balanza no tiene el poder de decirte si estás ganando o perdiendo. Eso lo decides tú misma.

Deshazte de la toxicidad

Tu relación con la balanza no te ayuda en absolutamente nada. Daña tu auto-estima, daña tu motivación, daña tus pensamientos sobre tu progreso, pausa cualquier resultado que estás a punto de lograr o esconde esos resultados que ya lograste.

Cómo podrás leer, yo no soy fan de la balanza. Nunca ha aportado nada bueno a mi vida. Y todo lo que no aporta, no pertenece en mi círculo y no debería de pertenecer al tuyo.

Espero que este artículo te haya hecho reflexionar sobre esta relación tan problemática. Quédate pendiente porque próximamente te estaré platicando sobre lo que si puedes medir y que si te ayudará a lograr esos resultados que tanto buscas.

Con cariño,

Melissa Fortin
www.melissa-wellness.com

Melissa Fortín

Melissa Fortin
Certified Nutrition Coach, Pn1 & Personal Trainer
www.melissa-wellness.com
Instagram: @melissafortin.wellness
Facebook: @Melissa_Wellness

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: