Press "Enter" to skip to content

¿Intolerancia a la lactosa o a los lácteos?

Por: Melissa Wellness | Nutrition Certified Health & Wellness Coach

Muchas personas dicen ser “alérgicas” a ciertas comidas cuando en realidad sólo son intolerantes.

Las intolerancias a ciertos alimentos usualmente ocurren cuando el sistema digestivo (la tripita como dicen) reacciona pobremente a ese alimento o ingrediente utilizado para preparar los alimentos. Las intolerancias pueden resultar de la ausencia de una enzima específica que se necesita para digerir completamente un alimento.

Una de las intolerancias más comunes es a los productos provenientes de la vaca. Pero, hay que saber identificar cuál es el que te afecta a ti (si es que te afecta):

Intolerancia a la LACTOSA: En personas sin suficiente actividad de la enzima lactase, la lactosa no digerida proveniente de productos lácteos pasa por el estómago hacia el intestino, donde debe ser fermentado. Durante este proceso, se forma mucho gas, causando calambres estomacales, hinchazón, flatulencia y hasta diarrea.

Intolerancia a LOS LACTEOS: Esta se cataloga como una sensibilidad a la proteína de la leche. Tanto la casein como el whey (suero) están implicados en problemas con proteínas de la leche. Ambas pueden causar una respuesta inflamatoria excesiva en algunos individuos, creando producción de mucosa. Mucosa excesiva significa vías respiratorias bloqueadas, nariz tapada e incomodidad en la garganta. También puede provocar variedad de reacciones en la piel, engrosamiento, rojez, picazón.

Yo, soy intolerante de ambas formas. Cualquier producto en exceso de proteína de vaca me produce incomodidad estomacal y reacciones en mi piel, así como mucosa excesiva.

El único producto que puedo consumir sin resultados adversos es el Yogurt Griego Simple (sin azúcar ni saborizantes). ¿Por qué? En el proceso de crear el yogurt, este ya ha sido “fermentado” por enzimas externas, así que mi cuerpo no tiene que realizar este trabajo.

¿Cuál es la mejor solución si sufres de intolerancias a algún alimento? ¡Elimínalo! No es que ese alimento sea malo, sino que a ti no te hace bien. Y, ¿porqué sufrir de gusto?

¿Tienes alguna intolerancia? Cuéntame.

¡A tu salud!

Blog: www.melissawellness.blog

Instagram: @melissafortin.wellness

Facebook: @Melissa_Wellness

Be First to Comment

Mission News Theme by Compete Themes.
error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: