Sin Miedo a Ser Principiante

Hace unos días hice un post en redes sociales en alusión a mis entrenamientos mañaneros de running con la frase: “Si tus sueños no te asustan es porque no son lo suficientemente grandes”, una frase que no se identifica claramente el autor pero que tiene un mensaje potente. 

El miedo es una de las emociones primarias del ser humano que genera una angustia ante un peligro que puede ser real o imaginario. 

Esto suele pasar cuando nos enfrentamos a una situación generalmente desconocida. Lo cierto es que el miedo no es negativo; esta emoción te lleva a un estado de alerta, te saca del aletargamiento y pone tus sentidos a trabajar a su máxima capacidad, lo que nos hace más creativos ante las situaciones. 

Por mi parte, desde inicios de este año decidí prepararme para correr mi primer maratón ¿Me asusta? ¡si! Y más cuando lo digo en voz alta. Soy una completa principiante en ello, dando pequeños pasos cada día con constancia y paciencia; y por supuesto aprendiendo de los que ya han pasado por el proceso. 

Si bien lo sabrá mi entrenadora y amiga @DileRunFIT, una maratonista que ha participado en diferentes maratones internacionales y quien siempre encuentra la manera de motivarme a romper con mis creencias limitantes. 

La buena noticia aquí es que todo experto comienza por ser un principiante, al entrar en el nivel 1 de la curva de aprendizaje, todo se vuelve novedad, tienes mayor margen de error, aprendes de los fallos y es el momento donde obtienes mayor cantidad de conocimientos en un corto tiempo. 

Al ser principiante el entusiasmo se antepone al miedo y es una ventaja que podemos aprovechar ya que es la llama que impulsa la tomar de acción hacia la consecución de los resultados. 

¿Es fácil? No, en el deporte como en la vida se requiere de mucha disciplina para alcanzar los objetivos, pero el verdadero aprendizaje no está en la meta, está en el proceso. 

Mi reflexión es que muchas veces llevamos en el corazón sueños que NO cumplimos, por MIEDO. 

¡No tengamos miedo de ser principiantes! Normalicemos los nuevos comienzos, el empezar de cero, ninguna persona se ha hecho experto sin antes enfrentarse a las dificultades del novato. 

Nunca es demasiado tarde para empezar un deporte, para emprender, para replantearse, o simplemente cambiar de ruta. 

Muchas veces esos sueños que nos generan miedo llegan a la mente en pequeñas dosis, sin mucha claridad mientras estamos en la ducha o en el tráfico; si esa idea y ese sueño vuelve a la mente en repetidas ocasiones, detente un día a prestarle atención, escríbelo en un papel y ¡échalo a andar! 

Ahora, dejo esta pregunta: 

¿Cuál es ese sueño que no has cumplido por miedo? 

Y cómo alguien me dijo una vez: “El miedo es una camisa de fuerza” y está en nosotros soltarla para volar. 

¡Vamos allá! 

Seguimos creando. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!