Susana Flores: de la Psicología en Honduras, a la Actuación en Estados Unidos

Desde que vivía en Tegucigalpa, Honduras, Susana se inscribió en cursos de actuación.

Su primer proyecto -que aun no sale en la pantalla (Relaciones Tóxicas)- le hizo pensar que estaba hecha para esto; pero fue hasta que llegó a la ciudad espacial (Houston) que volvió a retomar sus clases.

Actualmente, Susana Flores estudia actuación en Next Actor Studio y Teatro en el Teatro Bilingüe de Houston, Estados Unidos; al mismo tiempo, cursa una maestría en Administración Pública con Orientación en Organizaciones sin Fines de Lucro de la Grand Canyon University de Phoenix, Arizona.

Por si fuera poco, juega fútbol, habla dos idiomas (inglés/español) y está aprendiendo un tercero (portugués). Es psicóloga de profesión y es «Trabajadora de Caso» (Case Manager) en una Organización Federal Sin Fines de Lucro, donde procura que los menores inmigrantes que ingresaron por las fronteras de Estados Unidos no abandonen su escuela.

Cualquiera diría hasta aquí que a Susana la vida siempre le ha sonreído y que tiene el mundo a sus pies. Pero lo que usted no sabe es que a Susana le llevó tiempo encontrar trabajo y tomar la decisión más difícil de su vida hasta entonces: viajar sin su familia a Houston y comenzar de cero una nueva vida.

R5: ¿Hace cuánto vives en Houston y a qué te dedicas?

SF: Comencé a vivir en Houston desde septiembre del 2019. Mi primer trabajo fue de maestra de inglés para adultos y luego me moví a mi trabajo actual de trabajadora de caso (Case Manager). Trabajo en una Organización donde recibimos menores de todas partes del mundo, que viajan solos y entran por las fronteras de EEUU. Mi trabajo es encargarme de que los menores no abandonen la escuela una vez estén reunificados con algún familiar o amigo de la familia que le brinde la seguridad que necesita.

R5: ¿Cómo fue que llegaste a la ciudad espacial?

SF: La decisión realmente fue inesperada y no planeada. Mi familia ha estado en proceso de recibir la Residencia Permanente desde hace poco más de 12 años. Mientras estaba en el colegio, mi papá me decía que íbamos a vivir en Estados Unidos y yo siempre le contestaba que no (risas). Desde el colegio le decía que no quería ir a servir a otras personas cuando podía servir a los hondureños…y así estuvimos en ese dilema hasta que me gradué de la Universidad. Resulta que me gradué en marzo del 2018, no encontraba trabajo para nada. Llegó diciembre y le dije a mi Papá: bueno, si no encuentro trabajo en enero empiezo a trabajar con vos. Resulta que en el mismo diciembre llegó la noticia de ir a la embajada americana porque ya concluía el proceso de residencia. Fui y me dijeron que estaba aprobada. El 19 de enero del 2019 tocaba venir a Estados Unidos a esperar recibir la tarjeta. Estuve 3 meses en Houston con mi familia y mis tías paternas que residen aquí. Esa vez conocí Houston como nunca antes y me gustó. Regresando a Honduras tuvimos una reunión con mis 2 hermanas y mis papás. Cada uno explicó la razón por la cual se quedaban en Honduras. Por mi parte, pensé en todas las alternativas y al final fui la única que decidió venir. Mis conclusiones fueron que no tenía trabajo, mis papás estaban jóvenes y podían viajar a verme; no estaba casada en ese momento (ahora lo estoy).

R5: ¿Cuáles han sido sus desafíos de inmigrante, aun con residencia legal?

SF: Siempre pienso que a los cambios hay que llegarle con la mejor actitud posible. En mi trabajo veo muchos menores inmigrantes y me da tanta alegría encontrármelos, pero a la vez tristeza por todo lo que sufren en nuestro país. Sin embargo, tanto ellos como yo tenemos oportunidad de mejorar nuestra calidad de vida y también ayudar a nuestra familia en Honduras. Gracias a Dios aquí tengo tías, primos, mi esposo está conmigo; mis papás, otros familiares y amigos vienen y la pasamos de lo mejor, hago casi las mismas actividades que hacia en Tegucigalpa y más. Desafíos, pues tal vez al no ser ciudadana hay algunos trabajos que aun no puedo aplicar y que me llaman la atención. ¡Estoy en clases de actuación y aunque he practicado más inglés, siento que en este idioma no me puedo expresar del todo como en español! Me siento un poco limitada en esa parte, pero hay que seguir. Lo otro es que a veces pienso que el tiempo va pasando y así los años le van pasando a mis 3 abuelos que me quedan y a mis papás y me da nostalgia que nos los veo todos los días como hacía antes. 

R5: ¿Cómo te ves en un corto plazo?

SF: En corto plazo, seguir trabajando en el refugio; manteniéndome involucrada con todo lo de actuación, estuve en unos cortometrajes y tengo pendiente trabajar en 2 películas independientes. Actualmente, estoy preparándome para una obra de Teatro, sin embargo, continuaré preparándome para seguir aplicando a castings, ya que mi sueño desde niña es estar en la pantalla grande. Mantener la disciplina en mis clases de portugués en línea, ya que es mi tercer idioma y quiero perfeccionarlo. Por último, este año quiero liderar proyectos sociales, estoy tratando de conectarme con personas de la comunidad Garífuna que residen en Houston y mandar donaciones a sus comunidades en Honduras.

R5: ¿Y a largo plazo?

SF: Mi sueño de vida se divide en 2: en crear una fundación…tengo muchas ideas y por la misma razón ingresé a estudiar la Maestría para tratar de hacerlo de la mejor forma. Y, por otro lado, quisiera ser actriz y vivir de eso. ¡Tengo mucho por trabajar! 


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más reciente

error: Enfrentarás demandas millonarias x copiarme!!
A %d blogueros les gusta esto: